Una Nueva Clase de Esperanza

¿Puede una filosofía no religiosa darnos optimismo, felicidad y compasión? El Transhumanismo nos demuestra que sí -- y sin ningún salto ciego de fe

Por Sabine Atkins

[Domingo, Enero 26 de 2003] Los pesimistas mueren más pronto, afirman los estudios. La esperanza, la felicidad y la compasión tienen una influencia positiva en todas nuestras vidas y por lo tanto hacen que vivamos más tiempo.

Por milenios la mayoría de los seres humanos han adoptado alguna forma de religión intentando encontrar esperanza, felicidad y compasión. Así sean antiguas o nuevas, basadas en hechos o pseudo-ciencia histórica, son estos elementos los que atraen a la gente hacia las religiones.

Al mismo tiempo ven a los no religiosos a menudo como siendo pesimistas e inhumanos, incapaces de demostrar compasión o de evocar sentimientos de esperanza y de felicidad en la gente.

El establecimiento del movimiento Transhumanista, sin embargo, está cambiando el panorama filosófico. Ahora existe una filosofía no religiosa que puede proporcionar los elementos esenciales monopolizados desde hace tiempo por las religiones.

El progreso alimenta al optimismo

Los Transhumanistas derivan su esperanza de su propio trabajo duro, o el de otros, en varios campos científicos y filosóficos. El descifrado del genoma, los avances médicos, las investigaciones en contra del envejecimiento, el progreso hacia una teoría unificada de la relatividad y de la mecánica quántica, las computadoras quánticas, la nanotecnología y la inteligencia artificial general, por ejemplo, todas nos ayudan a tener fe en el futuro.

Los Transhumanistas sienten que la muerte involuntaria es una crueldad que debe ser suprimida, y que la ignorancia y las enfermedades involuntarias no deben ser sufridas ya que disminuyen la calidad de vida. Tienen esperanza en que la razón y la tecnología ayudarán a la humanidad a superar estas indignidades.

Claro está que la esperanza en el futuro podría también conducirnos a un descontento constante con el presente. Los Transhumanistas buscan progreso y una mejora eterna. Naturalmente, esto significa que están descontentos con muchas condiciones actuales.

La solución es encontrar el equilibrio correcto entre ser feliz y estar descontentos, y saber en qué situación es más ventajoso enfrentar un desafío en lugar de vivir con una actitud complaciente.

No es muy constructivo vivir deprimido por los problemas del mundo y por nuestras propias imperfecciones cuando el camino al progreso parece ser largo y difícil.

El optimismo en el futuro es esencial para superar desafíos. Por definición, el Transhumanismo requiere de esperanza.

Corra la voz

Desafortunadamente, los Transhumanistas no están siempre difundiendo sus propuestas de esperanza, felicidad y compasión.

Cuando se les pregunta acerca del Transhumanismo, muchos se centran solamente en especulaciones científicas. Estos son ejercicios de pensamiento importantes y nos asisten en la preparación para el futuro, pero mientras el Transhumanismo siga siendo un fenómeno pintoresco al borde de las filosofías humanistas, sería bueno demostrar su aplicabilidad a los asuntos de la vida diaria.

Un paso en esta dirección fue la reciente resolución de la Asociación Transhumanista Mundial y los artículos de prensa sobre la clonación humana y sus cultos.

Otro posible paso a seguir sería que algunos Transhumanistas bien conocidos escribieran más y dieran más charlas de cómo ellos intentan mejorar sus vidas y relaciones diarias, y qué clase de respuestas ellos le darían a personas que han perdido la esperanza y buscan un oído compasivo.

Puesto que los Transhumanistas tienden a estar muy informados sobre los últimos adelantos de la tecnología y de la ciencia, pueden guiar a la gente que busca información sobre todos los nuevos descubrimientos.

No, el Transhumanismo no intenta sustituir a ninguna forma de religión ni tampoco crear una nueva. La tecnología de la singularidad no es llegar al Cielo, y la crio-congelación no es la Resurrección.

Pero el Transhumanismo tiene que aceptar a la gente que lo busca como alternativa a la religión. Necesita dar respuestas a sus anhelos vivos de esperanza, felicidad y compasión.

Éste es mi deseo para el Transhumanismo en el 2003.

Que tengamos todos un Año Nuevo lleno de salud, felicidad y esperanza.

Sabine Atkins es un miembro vitalicio del Instituto Extropy, Directora del Instituto de la Singularidad para la Inteligencia Artificial y miembro de Alcor: Fundación para la Extensión de la Vida, de la Asociación Transhumanista Mundial y de DE:Trans. Ella es también el Webmaster de www.posthuman.com. Usted puede contactarla en sabine@posthuman.com.

Traducción al español por Santiago Ochoa (sochoa@transhumanismo.org).